Información importante sobre cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso. OK | Más información

900 11 21 21

L-J 9:00 - 19:00
V 9:00 - 15:00

Formación en el sector de la construcción totalmente accesible para personas con sordera a través de la Fundación en Tenerife

Juan Luis, Fran y Jaime son tres alumnos sordos que se formaron el pasado mes de noviembre en materia de PRL en electricidad, en las instalaciones de la Fundación Laboral de la Construcción en Tenerife

Reportaje

El pasado mes de noviembre, tres alumnos con sordera se formaron en el curso “PRL para trabajos de electricidad de montaje y mantenimiento de instalaciones de AT y BT”, de 20 horas, impartido por la Fundación Laboral de la Construcción en sus instalaciones de Tenerife.

Juan Luis, Fran y Jaime formaban parte del Programa EMPLEA–T 2019, un plan de interés social financiado por la Consejería de Empleo, Políticas Sociales y Vivienda con cargo a la asignación tributaria del IRPF, desarrollado por la Fundación Canaria para las Personas con Sorderas y sus Familias (Funcasor), en toda la Comunidad Autónoma de Canarias.

Los tres alumnos tenían un objetivo común: mejorar su formación para poder encontrar un empleo. Jaime era el único que tenía conocimientos previos en el mundo de la electricidad, ya que había trabajado durante algunos años con su padre en este sector. Juan Luis y Fran, sin embargo, venían de otros sectores: el primero se había formado en carpintería tradicional y había trabajado en el mundo de la limpieza, mientras que el segundo contaba con experiencia en lavandería o jardinería, aunque su pasión es la mecánica.

La participación de estos alumnos en el curso impartido por la entidad paritaria es fruto del convenio de colaboración firmado en 2014 con Funcasor, con el objetivo de promover acciones para la mejora de la formación y profesionalización de las personas con sordera. De esta manera, a través del servicio de interpretación de lengua de signos española, esta formación se hizo accesible, por primera vez, a personas con discapacidad auditiva.

Las intérpretes, figuras clave en la formación de las personas con sordera

En sus años de experiencia como docente, María de los Ángeles nunca había formado a personas con sordera. Sin embargo, esta formadora se adaptó desde el primer día a la situación. “Para mí no supuso ningún problema. Solo cambié un poco la manera de dar la clase, intentando que todos se integraran. Y creo que el resultado fue positivo”, señala la docente, quien describe la experiencia de contar con estos tres alumnos como “enriquecedora”. “Aprendí bastante de los alumnos”, asegura.

La figura de las intérpretes de lengua de signos fue clave para el éxito de los alumnos durante el curso. Su trabajo fue fundamental para que los chicos pudieran comunicarse con el resto del alumnado, comprender mejor las explicaciones de María de los Ángeles o entender los videos y recursos que se utilizaban en clase. Poder contar con estas figuras ha facilitado en todo momento la participación de los alumnos. “He comprendido todo y siento que mi autoestima ha crecido, porque en el grupo compartí conocimientos con otras personas que eran oyentes. Me sentí muy integrado”, señala Fran sobre su paso por el curso.

Este buen ambiente y los buenos resultados de la formación también fueron patentes para María de los Ángeles, quien destaca el ánimo y las ganas de aprender de los alumnos: “Se preparaban las clases y se implicaron muchísimo durante el curso. Su trabajo fue excelente, tanto en trato como en su desempeño”.

"Piensan que vamos a tener más riesgos en el trabajo por ser sordos"

Sin embargo, la presencia de personas con sordera en el sector de la construcción es todavía baja, aunque la hay. María de los Ángeles asegura que, aunque no ha tenido alumnos con sordera antes, sus alumnos sí han tenido compañeros sordos. “Yo no creo que una persona con sordera tenga ningún problema de integración en la construcción ni que esto sea un impedimento para trabajar en el sector”.

Por su parte, Fran lo tiene claro: “Yo creo que hay que normalizar el trato, ya que piensan que vamos a tener más riesgos en el trabajo por ser sordos. Sin embargo, yo pienso que el riesgo de tener un accidente depende de cumplir con las normas de prevención y ser responsable”. “Como profesional y aparejadora de obra que he sido, además de formadora, yo creo que están más que capacitados para trabajar en una obra”, señala María de los Ángeles.

“La sordera no es ningún impedimento para trabajar en la construcción”

Tras su paso por el curso impartido por la Fundación Laboral, Jaime encontró trabajo como peón electricista en una empresa de rotulación de muebles de la isla. Juan Luis empezó a trabajar en una empresa de carpintería de aluminio y, tras sufrir un ERTE por la crisis del coronavirus, ya se ha reincorporado al trabajo. Por su parte, Fran espera todavía encontrar su hueco en el mercado laboral, aunque ganas no le faltan.

La experiencia ha sido en general muy positiva por parte de los alumnos, y desde Funcasor aseguran que hay más personas con sordera interesadas en formarse en el sector. “La sordera no es ningún impedimento para trabajar en la construcción. Ojalá siga viniendo gente a formarse y a formar parte de este sector”, señala María de los Ángeles.

“Yo recomiendo formarse a todas las personas, sean sordas o no. Además, si la formación es mixta (oyentes y sordos) la integración es mejor”, apunta Fran. “La formación para mí es muy importante y debe ser durante toda la vida, porque siempre aprendo y mejoro”.

Esta misma impresión comparte Juan Luis: “Yo pienso seguir formándome, y a una persona con sordera interesada en formarse le diría que debe intentarlo, también para aprender cómo se debe hacer el trabajo bien y seguro, y cómo ser responsables en nuestro puesto de trabajo”, apunta el alumno.

Suscríbete gratis a nuestros boletines de noticias.

=

CLÁUSULA DE PROTECCIÓN DE DATOS:

  • Responsable del tratamiento: FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN.
  • Finalidad del tratamiento: mantener al usuario informado sobre la actualidad de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN y del sector de la construcción.
  • Legitimación: consentimiento del interesado.
  • Destinatarios: Sus datos no van a ser cedidos a terceros, salvo que exista una obligación legal. Sólo podrán ser tratados por colaboradores de la FUNDACIÓN LABORAL DE LA CONSTRUCCIÓN para la gestión de sus sitios web.
  • Derechos de los usuarios: ejercicio gratuito de derechos de acceso, rectificación, supresión, oposición, limitación del tratamiento y portabilidad de los datos tal y como se describe en la información adicional. Puede consultar la información adicional y detallada sobre Protección de Datos en el siguiente enlace.

He leído y acepto la cláusula de protección de datos del Boletín

Para no volver a recibir el boletín puedes darte de baja AQUÍ